Estrés: ¿lo controlas?

Podemos definir estrés como el estado de tensión y ansiedad producido por el desbalance entre las demandas a las que debemos hacer frente y la habilidad para responder a ellas. Este estado es displacentero y moviliza nuestros recursos para dar soluciones específicas a la demanda; y recuperar así el balance.

Al estrés lo puede producir una demanda medioambiental, por ejemplo un examen o una reunión de negocios importante, patear un penal para ganar el partido, etc.

CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS

Problemas en el sistema gastrointestinal:

Si padece de un síntoma estresor, esto le puede acarrear grandes problemas en su sistema gastrointestinal, tales como úlceras, gastritis, descompensaciones hepáticas e intestinales agudas.

Sistema Cardiovascular:

Su corazón y su sistema circulatorio, dependen absolutamente de su estado de animo. Habrá escuchado muchas veces “no te hagas mala sangre” refiriéndose a no hacerse problemas, argumento que usted no escucha permanentemente, esa tensión acumulada le traerá consecuencias. Tal vez dormir poco, se levantará ya cansado, sumará las tareas y las presiones del día y así sigue en una acumulación de nervios que invariablemente actuará de estresor.

Sistema inmunológico:

Tal como venimos advirtiendo en los seres humanos todo está interrelacionado y el sistema inmunológico no sólo falla por agotamiento físico, que seguramente toda persona pre-estresada sufre sino que contribuye lo mental a lo que la exigencia de una vida súper activa lleva.

Y podríamos seguir enumerando las múltiples consecuencias físicas, de humor y sobre todo de rendimiento que el estrés produce. Razón optima para dejar de lado los prejuicios y abocarse a conocerse, apreciarse y sobre todo saber manejar las técnicas para alejarse del estrés.

CÓMO MANTENER EL ESTRÉS BAJO NIVELES MÍNIMOS:

  1. Trabajo: ¿Cuántas horas trabajas al día?
  2. Ocio: Ocupate en algo que permita desconectarte por un momento
  3. Descanso: Duerme como mínimo ocho horas cada día (un poco difícil en estos tiempos)
  4. Alimentación: Dedica a cada comida 45 minutos como mínimo masticando lentamente
  5. Ejercicio: Dedica como mínimo 15 minutos diarios.
  6. Comunicación: Saber decir “NO” a ciertas situaciones. Expresar abiertamente los sentimientos sin ser hostil.
  7. Diálogos internos: ¿Piensas, sientes y actúas en el presente, en lugar de hacerlo en base a los malos momentos del pasado?
  8. Saber vivir: Amar el día en que vives, amar el trabajo, vivir intensamente con la familia, vivir y dejar vivir. Recuerda que el tiempo no se recupera.
  9. Tabaco y alcohol: No fumes. Si consumes bebidas alcohólicas, hazlo con moderación.
  10. Vacaciones: Son indispensables para hacer un alto en el camino, tomar un respiro y descansar.

1 comentario:

Anita dijo...

Para mi la mejor forma de controlar el estress es en el spa. Siempre voy y salgo renovada 100%.

Por si les interesa, voy a www.amarigespa.com. También probé aqua, pero hay mucha gente...